El enfado de Boné

El Periódico de Aragón publicó el sábado esta noticia:

La policía centra en el consejero Boné el interrogatorio del escolta.

“Los policías que interrogaron a Antonio Royo Velilla, el escolta del consejero de Medio Ambiente, Alfredo Boné, dirigieron buena parte de sus preguntas a conocer aspectos relacionados con el político y número dos del PAR”.

“Dos policías le interrogaron el jueves por la tarde por espacio de cerca de una hora. Buena parte del cuestionario iba dirigido a conocer qué vínculos tiene con el consejero de Medio Ambiente y a cuestiones relacionadas con las actividades de Boné.”

Boné se enfadó mucho. Se sintió atacado. Tanto, que en la web del Gobierno de Aragón se colgó esta nota de prensa:

sábado, 21/03/2009 — Medio Ambiente
Nota aclaratoria del Departamento de Medio Ambiente sobre una noticia publicada en El Periódico de Aragón sobre La Muela

 

Ante la información publicada hoy en la página 4 en El Periódico de Aragón, en la que se comenta un supuesto interrogatorio policial, y en la que se pretendería vincular tendenciosamente al consejero de Medio Ambiente en un asunto ajeno y estrictamente privado y particular de uno de los detenidos a raíz de los hechos sucedidos en La Muela, el Departamento de Medio Ambiente quiere comunicar a la opinión pública lo siguiente:

 

1. Que el consejero de Medio Ambiente no tiene relación alguna con la persona imputada A.R.V. más allá que la estrictamente laboral, como empleado que viene prestando sus servicios profesionales de seguridad, a través de una empresa contratada por el Gobierno de Aragón, desde antes del nombramiento de Alfredo Boné como consejero de Medio Ambiente.

 

2. Que el consejero no ha tenido ni tiene relación alguna con A.R.V. más allá de ese ámbito laboral, y que por tanto no hay ningún otro vínculo del consejero con A.R.V., ni ha realizado acto administrativo alguno vinculado con esa persona ni con su ámbito privado ni particular, ni con personas vinculadas familiar o empresarialmente con A.R.V.

 

3. Que por todo ello, no puede concederse credibilidad alguna a la información publicada en El Periódico de Aragón sobre la supuesta relación de los interrogatorios a A.R.V. con la actividad institucional o política del consejero.

 

4. Que el Departamento de Medio Ambiente estudiará cuantas acciones legales sea necesario acometer para salvaguardar el honor y el buen nombre del consejero frente a las informaciones que, de forma tendenciosa, sesgada, malintencionada, carentes de rigor y ajenas al legítimo derecho a la información, pretendan relacionar la imputación de A.R.V. con la actividad institucional o política del consejero de Medio Ambiente.

 

5. Que, de forma adicional, Alfredo Boné se reserva la posibilidad de emprender, a título personal, cuantas acciones legales sean pertinentes en aras a preservar su honorabilidad y buen nombre. 

Como reacción, hoy El Periódico publica este editorial, que suscribo al 100%, porque me parece que a los políticos, sobre todo a algunos, les rebosa de tal forma la soberbia que acaban por perder la noción de las cosas, y desde luego el recto juicio:

 

Error en el tiro
22/03/2009 
 
El consejero de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, Alfredo Boné, reaccionó ayer con extremada dureza y no menos nerviosismo a una información de este diario en la que se ponía de manifiesto que gran parte del interrogatorio policial al que fue sometido su escolta, Antonio Royo Velilla, detenido por presuntas implicaciones con la red de La Muela, se centró más en sus relaciones con el político del PAR que en los hechos por los que se le imputaba. Esta circunstancia desencadenó una denuncia en la Jefatura Superior de Policía y una queja ante el Colegio de Abogados por parte del letrado del escolta, José Antonio Ruiz Galbe, al entender que se obstaculizaba el derecho de defensa del arrestado. Ruiz Galbe consideró que su representado apenas fue preguntado por asuntos relacionados con sus posibles actuaciones delictivas y que, por el contrario, las agentes dedicaron buena parte del interrogatorio a interesarse por cuestiones relativas a una persona que ni siquiera se encuentra encartada en las diligencias.

 

Una noticia tan objetiva –ahí están la denuncia policial y la queja profesional y, cuando se levante el secreto del sumario, será consultable la transcripción de los interrogatorios– fue interpretada por Boné como un ataque periodístico tendencioso, sesgado, malintencionado, carente de rigor y ajeno al legítimo derecho a la información. El consejero, en nota de prensa colgada en la página web del Gobierno de Aragón, amenazaba además con todas las acciones legales a su alcance para defender su buen nombre.

 

Es mucho suponer que porque unos policías pregunten a un escolta por su jefe, porque su abogado se enfade y porque un periódico lo cuente, la honorabilidad de Boné quede dañada y deba ser resarcida por vía punitiva contra un medio que se ha limitado a contar lo que ocurrió en el interrogatorio, sin emitir juicio de valor alguno. Puestos a defender la honorabilidad y el buen nombre de los políticos y de la política, haría bien el consejero y secretario general del PAR en preocuparse por lo realmente relevante.

 

Como por ejemplo los hechos que hoy denunciamos en este periódico acerca de los desmanes económicos de un ayuntamiento, el de La Muela, gobernado por su partido. En sendos informes recientes, dos interventores de este municipio aseguran que se han cometido graves irregularidades, incluyendo prácticas que podrían generar una despatrimonialización del ayuntamiento por sus operaciones con la sociedad urbanística e incluso “un incumplimiento generalizado de la Ley de Contratos de las Administraciones Públicas”. Eso sí que es un problema de interés general como para emitir una nota de reacción, y no que un diario dé fe pública de un hecho cierto como el que ha propiciado esta extemporánea reacción de Boné.

Esta entrada fue publicada en Abracadabrantizaciones y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *