Saqués, adebán

Es curioso que el acento de la noticia se ponga en un derribo, porque se trata de una reconstrucción:

Saqués derriba el último edificio antes de iniciar la reconstrucción del pueblo (en Heraldo).

Se trata, no obstante, de un hecho simbólico: es lo último que se derriba, por estar en ruinas, en un pueblo que en 1969 fue condenado a morir por culpa del pantano de Búbal pero que, al no resultar inundado, ha podido revertirse a sus antiguos propietarios casi cuarenta años después.

_7266670_2965059f

[La foto es de I. Zamboraín y está tomada de www.heraldo.es]

Es un hermoso sueño que se ha hecho realidad gracias a la ardua pelea de la Asociación de Antiguos Vecinos de Saqués, que preside Inocencio Arruebo, a quien he dedicado ya varios piropos desde este blog (en su anterior soporte en Blogia). Piropos que reitero porque le tengo gran afecto y le admiro por su talante de batallador sereno, y que hago extensivos a otros compañeros suyos en esa lucha por recuperar el pueblo que aman: Gonzalo Lope y Silvia Lacleta.

No ha sido sencillo hasta aquí, y a partir de ahora queda mucho por hacer. Sólo hay que recordar que una maldición que se echa en mi pueblo es decirle a alguien: “¡Ojalá obres!”, por la experiencia horrible que suele ser meterse a hacer una obra en una casa. Ellos no van a obrar en una casa: van nada menos que a rehacer un pueblo entero. Así que imagínense ustedes el fregado. Pero ellos son incombustibles y, sobre todo, les guía la enorme ilusión de devolver la vida a un lugar que es el suyo, que siempre han sentido como su verdadera raíz. Podrán con todo.

Saqués volverá a vivir gracias a ellos. ¿Se imaginan lo que tiene que ser eso? Después de la tristeza inmensa de tener que abandonar tu lugar, de verlo desolado y hundiéndose año tras año, de soñar cada noche con sus calles y sus casas… recuperar tu pueblo.

Estáis haciendo historia, amigos. De la buena, de la que se escribe en los libros y en los corazones con letras de oro, porque es de la que crea y empuja hacia adelante, no de la que destruye ni mata. Menuda lección estáis dando al personal. Yo la guardo en el apartado, que vosotros habéis hecho más grande, de las cosas que merece la pena vivir.

¡Adebán!

Esta entrada fue publicada en Canela de la molida y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Saqués, adebán

  1. laMima dijo:

    Que emocionante Mari.
    Estoy pensando que la gente de Jánovas tiene que leer esto con emoción también.
    La justicia llega a veces. Tiene que llegar.
    Enhorabuena a todos.
    Ya tengo ganas de pasear por ese pueblo reconstruido.

  2. admin dijo:

    Está cerca, Mima, y es muy, muy hermoso. Te recomiendo vivamente la visita. Es emocionante.

  3. Río Aragón dijo:

    Les ha costado mucho pero por fín se puede hacer realidad. Todo lo contrario que lo ocurrido con los pueblos afectados por Yesa, Tiermas, Ruesta y Esco, con los que la CHE se ha cebado y se ha negado a revertir sus casas a sus antiguos dueños con la peregrina excusa de que vendieron “voluntariamente”. Ya sabemos todos en qué consiste …
    Mientras la CHE ha hecho dejación de sus funciones de custodia y conservación del patrimonio a su cargo, pues recordemos que los tres ascos urbanos citados forman parte del Camino de Santiago, Patrimonio de la Humanidad y Bien de Interés Cultural. ¿Alguna vez la CHE reparará todo este estropicio?
    Salu2.

  4. Entrenomadas dijo:

    No lo sabía. ¿Qué plazos hay?, ¿quién y cómo se reconstruye?
    Es un lugar bellísimo.
    La de historias que guarda ese lugar.
    BIEN!!!

    Kisses,

    M

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *