La memoria como arma arrojadiza, de Gervasio Sánchez

Leéroslo, por favor, que es una pasada.

Gervasio Sánchez es una de mis debilidades. Soy ferviente “fan” suya. No le conozco, pero en las tres o cuatro ocasiones que por un momento he estado cerca de él, me han dado ganas de gritarle: ¡¡Viva la madre que te parió!!

Esta entrada fue publicada en Canela de la molida y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *