Fotos

Qué majas son las pozas del Pigalo.

pigalo-poza1

Y qué majas, también, las torres de Sibirana. Que están al ladito.

sibirana

Esta es la roca-base de una de las torres.

roca

Esto, un ganao de ovejas que venía a toda hostia y que, obviamente, me hizo pensar en Don Alonso Quijano.

polvarera1

Y yo soy un cardo.

cardo

Esta entrada fue publicada en La vida misma y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Fotos

  1. emilio dijo:

    que bellas son las cinco villas…te has olvidado las matas de espliego que surcan el camino hasta el pigalo que llenan de un perfume arrebatador la zona

  2. emilio dijo:

    por cierto ,el cardo soy yo ,tu eres el aroma a espliego

  3. La polvareda que se ve en la cuarta foto ha sido provocada por una especie autóctona de la zona, la Ovis aries luesianis, que es una oveja cuya característica más importante es que corre a la velocidad de los caballos de carreras (unos 6 km/h cuando van al paso, unos 9 km/h cuando trotan y unos 12 km/h al galope). Su carne no es muy apreciada, pues resulta dura y correosa («está más duro que un jarrete de oveja corredora» se dice) y suele emplearse en piensos compuestos para alimentación animal. En cambio, su lana, espesa y abundante, es muy estimada para la confección de diferentes tejidos de invierno. Cuando la hembra de la Ovis aries luesianis está en celo (cuando se encuentra «buquidera», como se dice en la zona) emite un balido que recuerda a la bocina de los automóviles ().

  4. Miguelgato dijo:

    Don Harry, no sea usted tan técnico, la oveja esta simplemente salida cuando toca el claxon. (¿”buquidera”?).
    Mari, vienes a Tauste y te vas de Tauste aunque la elección es buena ¡pardala!

  5. laMima dijo:

    Si señora, el pozo Pigalo es un sitio precioso…ovejas mediante.

  6. Marga dijo:

    Jo, no me hemos estado nunca allí y ganas no faltan.
    Un compañero de curro me dijo el otro día que están algo sucias, ¿es cierto?

    Seguimos aquí, con calor y sin niños. Pero la actividad es frenética, vaya verano

  7. admin dijo:

    Marga, vuelvo mañana a Zaragorda, así que te llamo a ver si nos vemos.

    Las pozas del Pigalo están limpias, da gusto verlas. Y eso que el día que fuimos nosotros había un gentío.

    Emilio, no habían entrado tus comentarios en su hora, los leo por fin… que sí, maño, que sí que soy un cardo. Te lo digo yo, que me conozco. Para ti, no oxtante, besos sin pinchos.

    Ah, y una cosa curiosa: ¡mi blog se come mis propios comentarios! Había escrito uno para Harry y don Miguelgato… y se lo ha tragado el ciberespacio. Toma ya.

    Es flipante, ¿no?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *