El fuego, aún

Sigue el fuego devorando monte. Yo estoy lejos de mi pueblo (a 42 km: hoy eso es demasiado lejos) y sé sólo lo que me va contando la gente con la que he hablado y lo que van explicando, acá y allá, quienes se han acercado por allí. Todos andan muy tocados, mucho.

La prensa sigue siendo desesperante: tengo abiertas en este momento ocho pestañas en el navegador que se nutren de los comunicados de EFE y de EuropaPress, da igual que sean de Madrid que de aquí de Zaragoza. Mandan eggs.

En El País ha tenido que ser un vecino de Alagón el que les ha hecho el trabajo. Lo demás, agencias.

En RTVE, dicen que el viento ha complicado las tareas de extinción. Mi madre. ¿Qué viento? Por aquí nos ahogamos, oiga. Corre ahora, a las 11 de la noche, una brisilla ridícula.

En Informativos Telecinco afirman que el incendio evoluciona favorablemente. Ni que fuera un enfermo. Desde el punto de vista del incendio, lo suyo sería hacerse más grande. No creo que quieran decir eso, pero vaya. Un alguien de los mandamases ha dicho que “el incendio evoluciona bien gracias al esfuerzo del operativo”. Ochs.

En El Imparcial se recogen las declaraciones de un jefe de prensa de los militares, quien “ha descartado prácticamente que el origen esté en unos ejercicios militares, puesto que las prácticas de tiro o las maniobras tácticas se suspenden durante el verano por el calor”.

Eso de que se descarten “prácticamente” suena raro: o se descarta o no. O se han hecho maniobras o no. Pero sí que se han hecho, porque el mismo informante “Ha dicho, no obstante, que ayer sí que se estaban realizando algunas actividades en el campo de San Gregorio, pero éstas se desarrollaban alejadas del punto en el que parece que se inició el incendio y acabaron dos horas antes de que saltara la alarma”.

Ay, madreeeee…

En cuanto al Heraldo y El Periódico, pues eso: que repiten lo de todos, porque la información es de EFE y funciona el cortapega, que es comodísimo. Ya me he aprendido de memoria la cantidad  de efectivos que están trabajando en la zona, las declaraciones del alcalde de mi pueblo y del de Remolinos, y eso de que el campo de tiro es “un terreno donde no hay caminos ni cortafuegos, poblado por pino viejo de fácil combustión”.

Ctrl + C, Ctrl + V, noticia de portada.

El único medio que da algo de cosecha propia es Aragón Digital. Enhorabuena, de verdad.

De lo que cuenta y comenta la gente que ha estado allí, o de la zona, se tiene una impresión más vívida. Gente que, como Carlos, acudió con su tractor a echar una mano y estuvo labrando donde le indicaron para hacer sobre la marcha un cortafuegos; como Tomás Berna, que fue con la moto de acá para allá dando aviso de por dónde se movía el fuego para ver dónde era necesario atacar; como Miguel, que acudió sencillamente porque ama el monte y “a mitá cuesta” se tuvo que volver porque no podía con lo que estaba viendo y prometiéndose luego volver con él, con el monte, como si fuera un familiar en apuros al que no puedes dejar solo…

En la radio, que también ha proporcionado una información más directa y viva (¡viva la radio!), he oído al alcalde de Pradilla, Eduardo Moncín, persona serena y sensata (que lo conozco), decir que cuando era niño, hace casi cincuenta años, pasaron meses repoblando cientos de hectáreas que eran el orgullo de su pueblo porque constituían la única zona arbolada de todo el término municipal; y que han quedado arrasadas en unas horas…

Le he prometido a Miguel que iré con él a ver el monte en cuanto pueda, en cuanto me acerque por Tauste. Iremos a ver a ese “familiar nuestro en horas bajas”. Si el corazón se me encogía hace unos meses cada vez que pasaba por los montes de Castejón, quemados el año pasado, supongo que tendré que ir preparada para ver lo mismo, o peor.

Miguel me recomienda que me drogue un poco antes, para no emprenderme a golpes hueros con el monte, con la belleza calcinada.

fuego

fuego-vecinos-castejon

ESPAÑA-INCENDIOS FORESTALES/ZARAGOZA

¿Llegaremos a saber alguna vez lo que ha ocurrido de verdad? Los militares siembran de proyectiles (bombas, etc.) el monte y luego, al parecer, no los recogen… ¿Y nos sorprende lo que ha pasado? Señores, tenemos una gravosa hipoteca de 30.000 hectáreas a las puertas de Zaragoza, de Tauste, de Castejón… pero a quienes cada año se manifiestan por el desmantelamiento del campo de tiro los consideramos unos melenudos y unos comeflores. Pues hala, esto es lo que tenemos. Que nos aproveche.

_-086web80-2

[La foto está tomada de antimilitaristas.org. En 2007 entraron en San Gregorio y les pintaron un tanque de rosa. Ole la Virgen.]

Esta entrada fue publicada en Abracadabrantizaciones y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a El fuego, aún

  1. Juan dijo:

    Qué crónica má cojonuda Mari. Nos da igual que periódicos, teles y agencias tiren del corta y pega. Con lo que has escrito áhora sobra todo lo demás. Aunque ahora no te extrañe que alguien corte y pegue algún párrafo de tu crónica y aparezca en un teletipo de EFE con el latiguillo de rigor: “Fuentes cercanas a la información”, “Fuentes bien informadas”.

  2. Miguelgato dijo:

    Aquí en Tauste con el bullicio del pueblo y la lejanía no se oyen casi las bombas, pero en uno de los foros del Heraldo hay un tio que dice que hacía por lo menos dos días que se venían oyendo zambombazos por los alrededores.
    Te puedo asegurar que cuando estan de maniobras a poco que te alejas del pueblo se oyen perfectamente.
    Confieso de nuevo, tenia mis dudas sobre campo de maniobras sí o campo de maniobras no. Ahora ya no las tengo, ¡que se piren a tomar pol culo!

  3. F BERNA dijo:

    Cuanto me cuesta escribir. Esto ha sido vergonzoso, asco me dan los militares, lo que se podia haber evitado de hacer los pasos normales y atacar el incendio nada mas producirse, pero me los imagino dando ordenes desde el primer soldado hasta el general que le tocara llamar por telefono a quien fuera, con lo facil que hubiera sido que llamara el primer soldadico al 112,sinverguenzas que son unos sinverguenzas, la destroza de monte que nos han dejado (ayer sin ir mas lejos se prendio fuego el monte de Ores y en poco mas de una hora ya estaba apagado,lo que es llamar a tiempo).
    Los militares no me gustan, (sigue siendo la misma historia que hace 24 años cuando hice la mili, estuve ayudandoles a tirar una manguera y seguian igualico que antes ! si mi brigada, digame mi brigada! coño que estamos apagando un fuego, dale al agua y calla.Como decia antes los militares no me gustan pero los politicos que tenemos tambien son cojonudos,ninguno da un puñetazo en la mesa y dice lo que hay, da la sensacion de que tambien sean militares y no ser capaces de decir que los militares son los culpables del desastre, alguno que ha dicho las cosas claras por la radio le han parado los pies.
    Cuantas horas de sueño me han quitado esos cerdos(y otros tambien), que se les quemen sus casas que yo no ire a ayudar

  4. F BERNA dijo:

    No se si sale lo que escribo, el cabron este de ordenador me saca todo en ingles, help help

  5. admin dijo:

    Sale lo que escribes, querido Fer, claro que sí. Te llamo luego para que me cuentes más, que estoy espantada. Un abrazo enorme.

  6. admin dijo:

    Juan, gracias por tus palabras. Pero yo tampoco he hecho una buena crónica: una buena crónica la hubiera hecho un periodista de verdad, un reportero de verdad, que hubiera ido allá a ver las cosas con sus propios ojos y nos las hubiera contado luego con sus palabras, con sus sentimientos, implicado en ello. No debe de quedar ya gente de esa. Y si queda, no la dejan trabajar. ¡Ah! Y en cuanto a los latiguillos, me extraña no haber leído en ningún lado lo de que “es un espectáculo dantesco”, que es lo que dicen todos los periodistas, invariablemente, cuando ven un fuego o cualquier otra desgracia. Claro, olvidaba que ésta no la han visto.

    Miguel: lo del Ejército es una irresponsabilidad. Les ceden un terreno inmenso y no lo cuidan, al revés, lo llenan de explosivos que dejan ahí tirados como si fueran envoltorios de caramelo… Sin limpieza, sin cortafuegos, sin nada. ¿Y a cambio de qué? Ajjjjj…

  7. laMima dijo:

    Os leo espantada desde esta tierra húmeda que ardió como una tea no hace mucho, pero que sigue celebrando barbacoas y quemando hierba por doquier (Daniel alucina cada vez que los vé….no se lo puede creer).
    He visto los restos de la debacle intentanto resurgir, como ave fénix pero no es lo mismo. Tan fácil como ardió renacerá pero que cojones..¿como recuperamos todo eso?.
    Que pena joder, que desidia…que asco.

  8. Muchas grácias por su información me ha servido de utilidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *