Disfuncionización

He tenido veinte años largos para hacer el CAP (Curso de Adaptación Pedagógica), una cosa que hasta ahora era un mero trámite, un cursito que se hacía, y perdón por la expresión tonta, con la punta la minga y copiándose año a año de alumnos anteriores los trabajos que había que presentar. Cuatro duros de matrícula, un par de charlas-rollo, el referido copieteo y au. Título en el bolsillo. Ya se podía opositar a profe de instituto.

Bueno, pues he ido a decidir sacarme el bendito cursito justo cuando el Ministerio decide que cambia el bendito cursito por un “Master en Educación Secundaria Obligatoria” de un año de duración (que pueden ser dos más adelante), que vale una pasta, que es de presencia obligatoria, con prácticas, exigencia de un alto nivel de otro idioma… Ayyyy…

No me parece mal que se intente elevar el nivel de la formación del futuro profesorado. Pero mira que he tenido años para habérmelo podido saltar a la torera, ¿eh?

Bueno, como fuere. El caso es que este post va a un detalle en concreto de un email que recibí ayer avisándome de que la prueba de idioma que tenía que pasar hoy (porque la Universidad de Zaragoza, curiosamente, no considera suficiente el nivel que otorga su propio Instituto de Idiomas, pásmate), pues eso, que la prueba convocada para hoy se retrasa sine die “por causas ajenas a la coordinación del máster”.

Reconociendo, de algún modo, que avisar de tal cosa veinticuatro horas antes es una marcianada, nos piden que disculpemos “las disfunciones que esta modificación les pueda ocasionar“.

Consulto a ver qué dice la RAE y leo:

disfunción.

 

 

1. f. Desarreglo en el funcionamiento de algo o en la función que le corresponde.

 

2. f. Biol. Alteración cuantitativa o cualitativa de una función orgánica.

 

A mí no ha dejado de funcionarme nada tras la noticia ni he tenido ningún desarreglo de ningún color. Tampoco se me han alterado las tripas, el pulso, la respiración ni la regla.

¿No habrán querido pedirnos disculpas por las molestias o por los perjuicios que nos haya podido ocasionar un aviso tan tardío? A que va a ser eso…

Repito que no me parece mal que se intente formar mejor a los futuros profesores de instituto; pero tampoco me parecería mal que los funcionarios de la Facultad de Educación (ojo: de una Facultad universitaria, y nada menos que la de Educación) tuvieran un poquito más de cuidado con el lenguaje. Aunque sólo fuera por cuestión de imagen. Digo.

Esta entrada fue publicada en Abracadabrantizaciones y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a Disfuncionización

  1. jio dijo:

    jajajajaja…. que te lea este post sobre el cambio del cap a ti y no haberlo escrito yo mismo o nerea… tiene delito.

    http://www.agrifonte.com/sonrisa/futuro-profesor-emilio-gil/ me leo 24 de noviembre del 2006 que es cuando despotriqué tanto en blog como en papel en algún artículo que me pagaban entonces. pongo la referencia al que hice en papel (que también maquetaba la web) pero veo que ya no existe la referencia. bueno…. estaba entre el cabreo y las risas y eso que no me saqué tal “título” hasta años después de terminar mis estudios. menos mal que no lo he dejado tanto como tú….. 😛

    anda que no he rajado por este sistema. que pongan TODO el cap en materias optativas en todas las carreras, pero con especial incidencia en las de letras. y que de verdad den herramientas para la docencia, y no una mera glosa de los de magisterio a nuestra carrera para volver a citarnos al quijote. habrase visto.

    por mi parte no me lo saqué ni siquiera en zaragoza, que me fui a madrid ya que con un examen y una clase presencial más una pequeña práctica conseguí mi cap entre borracheras de finde en madrid. además conseguí que mi madre, siempre pendiente por que su hijo sea funcionario, me pagara el cap si me lo sacaba. me lo pagué yo e hice apuesta con mi madre que me decía que si me lo sacaba me reembolsaba el dinero. así que dicho y hecho.

    el cap no tiene ningún sentido. mi queja siempre es que me parece un pago más para presentarse a ser profe, y por fin este año han cumplido “la amenaza” con la que me indicaban a mí hace 6 u 8 años cuando acabé mi filología.

    pues nada inde. a sufrir un máster para poder presentarte a profe en el funcionariado de este país. y qué país!

    jope, casi consigo que mi coment sea tan largo como tu post 😛 😛 😛

    sonrisa. te llamo.

  2. Nerea dijo:

    Con qué pocas ganas me has dejado de sacarme el CAP después de leer tu post… aunque aún me quedan tres añitos para terminar la carrera, … pianno, pianno, y luego ya veremos qué pasa, porque con el gusto que le están cogiendo a cambiarnos todo, igual tengo un CAP de dos años, como que no lo tengo,…
    Ahora llevo un par de días intentando cuadrar el horario para este nuevo curso, porque nos han quitado los grupos de tarde en las Filologías, y ahora se me solapan las clases optativas y de libre elección que quería coger, se me alargan las mañanas… puf.

    Lo que no sabía era que la Universidad había convocado su propia prueba de nivel de idioma extranjero. Allá por Junio, que empezábamos a leer cositas del nuevo CAP, me enteré que necesitábamos un nivel B1 de la EOI para que nos lo convalidaran, pues vaya, que no se fíen ni de su propio Instituto de Idiomas…

    Un abrazo!

  3. admin dijo:

    Bueno, yo creo que no se aclaran mucho todavía ni ellos mismos. Al ser el primer año, me temo que anda la cosa un poco “pchá-pchá”. Incluso en su propia web pone que el master está “pendiente de aprobación”… mamma mía, a ver qué va a pasar.

    En el fondo, tengo suerte: este año, por ser el primero, hay varias medidas que pretenden facilitar el “puente” entre el viejo sistema y el nuevo, así que al menos… en fin, intento consolarme.

    Ya os iré contando. Permanezcan atentos a la pantalla de este su blog.

  4. admin dijo:

    Eso sí, lo de la prueba de inglés me sigue trayendo loca. Se saca una el título en su día por la Unizar, y va y ahora la propia Unizar le dice que es un título de mondonguilla. Jopé.

  5. Tengo la respuesta para usted. Disfunción es un término de moda. Tiene que ver con la cosa de la crisis y el estrés, que ahora están sacando mucho anuncio de productos farmacéuticos contra la disfunción eréctil (y aquí sí que está bien utilizado). El retraso en la fecha de una prueba de idioma puede provocar estrés, inseguridad y malestar en el sujeto, y de ahí a la disfunción eréctil hay un paso (bueno, cuatro palmos desde el celebro del sujeto al sujeto del sujeto). Usté tranquila con eso, que no le va a pasar nada. Nada, tranquila, que es que se ha puesto de moda la palabra. En cuatro días escucharemos que un teléfono está disfuncionado, que algunos escolares sufren de disfunción de la atención y que el deporte disfunciona el colesterol. Na, tontadicas que se inventan para parecer que hablamos mejormente.

  6. Roberto dijo:

    Hombre, Mari, a mí me parece que se podría usar según la primera de las acepciones. Pero también que hubiera sido más grato poner cualquiera de los dos vocablos que tú has sugerido. Más de verdad. Y menos rebuscado.

    Tal como dice el señor Sonfór, ese uso desmesurado de eufemismos -vamos, de tontadas, pa decirlo bien- es habitual, es fashion. Es penoso. Porque, encima, en muchísimos casos, los usan malamente.

    (Besicos)

  7. Marga dijo:

    Pues cuando dispongas de un ratico libre entra en la siguiente página y mira el video:

    http://www.heducacion.com

    Besos

  8. admin dijo:

    Halaaaaa… Tiene que ser una broma, ¿eh?

  9. Fernando dijo:

    Por cierto, que un amigo mío estuvo la semana pasada en Gran Canaria examinándose del CAP, me dijo que era la única Universidad que todavía lo hacía y que había cantidad de gente viajando a Canarias para examinarse. No se hasta cuando durará el tema, o si era la última vez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *