Propaganda caca

Ya no se puede ser más bobo haciendo una campaña publicitaria. Es llamativa, eso sí; supongo que es lo que se pretendía, sin más. Y, por otra parte, la campaña no puede tener más fondo porque la iniciativa que promociona tampoco lo tiene.

Haciendo una “googleada” con el lema “”bolsa caca” se encuentran muchas entradas que la critican porque la consideran un ejemplo más de ese “greenwashing” al que nos tienen acostumbradas nuestras empresas: ya se sabe, el ecologismo vende, siempre que sólo sea una especie de barniz verde y no un ecologismo verdadero.

Cierto, esta campaña es “greenwashing” simplemente y con ello Carrefour, además de hacerse propaganda, se ahorrará una pasta dejando de dar las bolsas y ganará otra vendiendo bolsas reciclables para que te lleves la compra.

Con todo y con eso, no estaría del todo mal si no fuera por un pequeño detalle, y es que las bolsas de plástico que nos dan en el súper no se usan “sólo quince minutos”, como dice la campaña: la mayoría de la gente las reutiliza como bolsas de basura.

Así que, si retiran las bolsas de plástico del súper, tendremos que comprar más bolsas de basura.

Y, por otra parte, las bolsas que empleamos para la basura, sean unas u otras, van con los desechos orgánicos al camión que la recoge, así que…

¿Dónde está el beneficio para el medio ambiente?

Además, se supone que la gente que no use las bolsas del súper para la basura las echará para reciclar en su correspondiente contenedor, ¿no?

Si verdaderamente alguien estuviera interesado en que nos libráramos de unos cuantos millones de toneladas de plástico al año, los poderes públicos habrían obligado a las cadenas de supermercados, y a los fabricantes de bolsas de plástico, a que tanto unas como otras estuvieran hechas de material biodegradable. Lo mismo que nos han obligado a llevar en el coche todo tipo de cachivaches por vía del artículo 33 (chaleco fosforito, triángulos, dos pares de gafas a los que las llevamos, etc.), podrían hacer lo mismo con esto.

Pero es que esto no va en serio. Pugnietero (por no decir otra cosa) “greenwashing”.

En una cosa, sin embargo, sí estoy de acuerdo con el anuncio de la “bolsa caca”: en que tenemos que hacer algo… para quitarnos de encima tanto engañabobos.

P.S.: Os recomiendo esta entrada. La he visto después de escribir el post y analiza todo mucho mejor y con más detalle. Además, también comenta lo mismo acerca del reciclado de las bolsas para basura…]

Esta entrada fue publicada en Abracadabrantizaciones y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *