Automatismos estúpidos

Me doy cuenta, al escribir el título de este post, de que ya titulé otro igual hace tiempo (véase). O sea, que me repito más que las judías. O igual es que me fastidian las mismas cosas.

En realidad, el post de hoy se tendría que haber titulado “automatismos humillantes”: porque va de los mecanismos bobos, aunque sofisticados, que hacen que se encienda la luz de los servicios (váteres) en los bares cuando detectan que alguien entra, sin que ese alguien se tenga que “molestar” en darle al interruptor.

Buahs, qué molón: entras al váter y, paf, se enciende la luz ella solica conforme vas entrando. Qué cosa más moderna y más ciberneticoide. Eso, sí: te sientas en el trono, y a la que tardas un minutín en terminar de hacer lo que tengas que hacer, con la misma gracia salerosa con la que se ha encendido esa luz agarra y, paf, se apaga ella solica también.

Y ahí tienes al usuario del amigo Roca a oscuras, sentadico, con el pantalón por los tobillos o la falda por la cintura, braceando como si estuviera bailando sevillanas para que la jodida luz se encienda otra vez.

Hala a tomar po’l saco el glamur (de haberlo).

Me kagüen el automatismo de la lucecica.

Me paice mu bien la I+D+i más lo que quieran ustedes. Y vivan los chips. Pero toda esa sapiencia y modernez… ¿no se podría aplicar a algo más útil y menos bochornoso?

Esta entrada fue publicada en La vida misma y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Automatismos estúpidos

  1. Fernando dijo:

    Como mujer igual no lo agradeces… pero en los baños de tíos a mi me parecen grandes adelantos estos inventos. No veas la cantidad de tíos que no se lavan las manos después de orinar, incluso si les escurre alguna gotica por los dedos, se seca en el pantalón y ya… Un poco de grima me da luego tocar pomos de puertas, interruptores y demás… deja, deja. Todo lo que sea no tocar en un baño público, bienvenido. Aunque corras el riesgo de que no esté bien dimensionado y tengas que acabar bailando en pelotas, o sincronizando baile con urinario a ver si te detecta…

  2. admin dijo:

    Mira, eso del “no tocar” no se me había ocurrido.

  3. miguelgato dijo:

    Igual es buena idea dentral al water con un gorrico desos que aplaude cuando le das a una pera.
    (¡Dioi! me acabo de hacer la imagen mental cagando a oscuras y maniobrando el gorrico, mejor que no).

  4. Santi dijo:

    Señor miguelgato, con la facilidad para visualizar que tengo, y me lo pone usted tan fácil. Imaginarle a usted con un gorro de palmadicas y, a la administradora de este, nuestro, cuaderno, braceando a oscuras (no padezca usted, que aún siendo a oscuras, solo la imagino de cintura para arriba), es cuando menos, irrisorio. Ya no voy a verles a ustedes tan serios como parecen.

  5. admin dijo:

    Santi, que nosotros tenemos de serios lo que de obispos de Palencia, más o menos. Y que lo que se tiene que imaginar usted es a TODO EL MUNDO, incluidos sus jefes o el antedicho obispo de Palencia, pasando por Marcelino Iglesias, el director de la Opel, el presidente del Zaragoza o cualquier persona de mucho ringorrango, en esa misma poco glamurosa situación, por culpa de los automatismos que supuestamente nos hacen más fácil la vida.

    Bambino tendrá otra opinión, ya, ya.

  6. Pues para eso Dios creó a las amigas que se quedan en la zona de los lavabos y cuando se va la luz la vuelven a dar.

  7. admin dijo:

    ¿Ve, Harry? ¿Pues no está eso mucho mejor?

  8. Santi dijo:

    Pero es que a las autoridades NUNCA las imagino vestidas. Así puede usted comprender que sea tan ácrata y tan predispuesto a romper el protocolo.
    Yo vestidas sólo me imagino a personas a las que respeto.
    Y, al hilo del comentario del señor Harry, ¿no ha tenido usted la mala fortuna de que, haciendo gala de una notable mala fe, el electricista (o el ingeniero al cargo) haya decidido colocar el interruptor en la parte exterior del excusado? ¿Y que, por ahorrar electricidad, haya programado el tiempo de encendido al mínimo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *