La Sanantonada

Hacía años que no bajaba a la hoguera de San Antón en mi pueblo. Tuve la suerte de hacerlo ayer y me sentí feliz.

Mis hijos disfrutaron tanto o más que yo; sobre todo Joaquín, el mayor, que se dio vida él solo por allí, corriendo por todas partes con los demás chicos, quemando palitos en las hogueras pequeñas… ¡jugando con fuego, y él solo!

Por la noche, volviendo a casa, nos preguntó que por qué “otros días de enero” no habíamos ido a esa fiesta… “Mama, ¡qué bien me lo he pasado hoy!”, me dijo, sondormido, al meterse a la cama.

Yo también estaba contenta. No recordaba ya la magia que tiene esa noche, el buen ambiente que se crea, la charla con mis amigos de siempre…

¡Viva San Antón! Y felicidades a Manolo, sanantonero de pro…

[La imagen está tomada de aquí.]
Esta entrada fue publicada en Canela de la molida y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a La Sanantonada

  1. Miguelgato dijo:

    Lo siento Mari miré a ver si te “via” pero no hubo manera y tampoco llevaba el móvil, me fuí a otra hoguera por el barrio del Pilar con tu cuñada Belén y familia entre otros.

    Nos vemos el 31, besos.

  2. admin dijo:

    Ya, es que bajamos pelín tarde. Primero hubo celebración de cumpleaños del Esquilador (¡80 tacos, que se dice pronto!) y sí, ya os habíais ido a malparte…

  3. mamen dijo:

    Me alegra que el día fuese completo y que tus chicos disfrutasen de pueblo, que no todos tienen uno a mano.
    Felicidades otra vez al joven de 80 años.
    Saluditos

  4. Mamen dijo:

    ¡Viva San Antón! jaja
    Se pasa muy bien. Me he alegrado al leer que también tu familia disfrutó de esa noche. Es mágica, sí.
    Un abrazo

  5. chaminera dijo:

    San Antón tiene un tocino,
    que le dan sopas y vino,
    y le llaman borrachón.
    ¡Viva la gaita de San Antón!

  6. Inde dijo:

    ¡Y que viva la Chaminera!

    El domingo volvimos a estar otra vez… y este año disfrutaron los dos, también la pequeña, que ya se atrevió a correr por ahí ella sola. Una gozada, de nuevo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *