La elegancia

Mi amigo Víctor va a cumplir prontico los años. No muchos.

Y quiero felicitarle ya mismo porque me apetece.

Que no he visto a nadie que luzca esa elegancia paseando pol campo con la boina bien calada y un zurrón a la espalda, tó de verde, como si se quisiera camuflar. Y mírenlo y díganme. Cruzando un puentico que estaba hecho papilla sobre una acequia del Jalón. Pues como si se deslizara o deslizase sobre un primoroso mosaico andalusí.

Ahora, que también lo he visto con casco de obra y un chaleco amarillo fosforito, que no hay dios que mantenga el tipo elegante con eso puesto, y él lo mantiene. Oh, sí.

Felicidades, majo.

Esta entrada fue publicada en Canela de la molida y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a La elegancia

  1. laMima dijo:

    Pues no puedo dar fe porque no lo he visto pero por la foto tiene usté razón, faltaría más.
    Y aunque solo le conozco de lejos le mando yo también deseos de que pase un buen año nuevo y que en su cumple le regalen una barbaridad de cosas. Todas buenas.

  2. Nianankoro dijo:

    Oiga, Inde, que tiene razón y que es mu elegante, pero no me confunda el Jalón con una acequia, por mu de Tauste que usted sea, que se la comerán con patatas los riclanos la próxima vez que venga.

  3. Santi dijo:

    Los guapos es lo que tenemos, que igual destacamos con chaleco fosforito, que atezados para el monte que con traje y corbata.
    Felicidades, Victor, por cumplir añicos, y por ser amigo de la Inde.

  4. Inde dijo:

    Ostrás, Nianankoro, tiene usté razón… Me ha fallao la memoria, y la foto no ayudaba, que casi no se ve río. Mecá, qué fallo…

    Ahora mismamente lo corrijo. ¡Gracias mil!

    ¿Eh, que sí, Mima y Santi? La elegancia es un don que se tiene o no se tiene, así te vistas de Prada o de baratillo. Mal que les pese a muchos (y muchas), juajuajua…

  5. Miguelgato dijo:

    ¿Este Victor es…?, ¡Aaaahh. joder!, felicidades oiga.
    Nianakoro, el ser de Tauste es lo que conlleva, cualquier río te paice aceica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *