Sir Alfred, 39 escalones

Hay ambientes chiquiticos y estrechos en los que a duras penas caben unas pocas ideas, que a veces son una sola repasada y sobada mil veces, o incluso donde ni siquiera hay una sola idea y sí una continuada expresión de negatividad y mala leche. Son ambientes de los que hay que huir corriendo, pues frecuentarlos implica el riesgo cierto de achicarse, de creer que todo es así, o al menos de que eso es “lo normal”, y de acabar contagiándose de la plomez.

Hay otros, sin embargo, variados, multicolores y anchos, frescos y aireados, que son plenamente aconsejables porque, amén de que suponen una especie de terapia estimulante para que cada uno saque lo mejor de sí, son bien divertidos.

El ambientillo que se monta alrededor de las convocatorias de Tardes de Blog, capitaneado por Javier López Clemente, pertenece a estos últimos. Son una gozada. Y hasta ahora, en la que mejor me lo he pasado ha sido en esta última, la que protagonizó el sábado pasado Sir Alfred, autor de 39 escalones.

El contenido de la intervención de Alfredo lo tienen ya en La curvatura de la córnea, así que no me detendré mucho en ello: fue un brillante repaso a la historia de lo más granado del cine, en forma de una personal concesión de “oscars” a las mejores y peores películas, directores, actores y otras categorías que tienen que ver con el séptimo arte, con la que nos lo pasamos más bien que pa qué. (Yo personalmente, además, aprendí mucho; porque, pese a que el cine me gusta horrores, tengo una disfunción en la memoria que me borra cantidad de nombres, escenas, anécdotas e incluso películas enteras; tengo que hacérmelo mirar porque, a cambio, me sé perfectamente canciones de Isabel Pantoja que odio.)

La cervecica que siguió al acabar el evento fue otro de esos ratos geniales, una conversación a muchas voces en la que a cada paso surgían ideas chispeantes, ocurrencias divertidas, propuestas buenas. Y hasta el camino de regreso a casa, con la compañía de la Martica Navarro, fue delicioso, cuajado de historias sorprendentes.

Así que la abuela Inde les da tres consejos, tres: uno, véanse los videos de la intervención de Sir Alfred en Tardes de Blog, para disfrutar, en diferido, lo que nosotros disfrutamos en directo; dos, sigan habitualmente el blog de 39 escalones, que son un master gratuito en todo lo que tenga que ver con el cine; y tres, frecuenten a gente positiva y maja, que ese oxígeno tan rico que proporcionan es impagable.

Esta entrada fue publicada en Canela de la molida y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Sir Alfred, 39 escalones

  1. anagadner dijo:

    Ya he comenzado a hacerle caso:ya me he visto el 1er vídeo(poco a poco).
    Seguíré habitualmente a 39 escalones, seguro(ay que entretenido).El tercero,procuro seguirlo, sin ninguna duda.Que a veces te das chascos, pero empujón y a seguir, que hay suficiente gente maja por el mundo como pa perder el tiempo con alechuguinaos.
    Y por favor, no se me llame abuela, por dios…

  2. 39escalones dijo:

    Un rato de lo más majísmo, querida Inde, yo me lo pasé genial (soy más simple que un ladrillo: dame cine y cancha para hablar, y ya soy feliz… más que los que tienen que escuchar la tabarra…) y si vosotros os lo pasasteis la mitad de bien que yo, entonces valió la pena. Y lo mismo con las birras de después, momento “El secreto de sus ojos” incluido…
    Besotes y gracias mil.

  3. admin dijo:

    Anagadner, me llamo abuela porque me pongo en plan “abuela Cebolleta” a dar consejos, pero nada más, que no vea usté lo joven, fresca y rozagante que me encuentro. Chst. Y lo de los chascos… ay, no me diga usté nada, que de esos tengo un puñao.

    Alfredo, yo repasaba luego el ratico en casa y flipaba: la cantidad de historias y anecdotillas y cosicas majas que se sucedieron… realmente, en poco rato! Que así da gusto, maño. Y cuánto sabes y qué bien lo cuentas, jomío.

  4. Hola Inde
    Como ya se anuncia, los videos serán seis, y colgaré uno cada día. Esta semana será la semana de 39 escalones en La Curvatura de la Córnea.
    😉

    Salu2 Córneos.

  5. admin dijo:

    Pos ole y ole.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *