Amor libre

Se pusieron de moda hace un tiempo y todavía quedan algunos. Hay parejas que declaran su amor poniendo un candado en un puente y tirando las llaves al río.

Qué imagen más fea para simbolizar el amor. Un candado evoca la atadura, la esclavitud; y se pone roñoso.

El amor es todo lo contrario.

Esta entrada fue publicada en Abracadabrantizaciones y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a Amor libre

  1. Badil dijo:

    Y a veces ni con las llaves los pués abrir.
    Fuá, que yuyu.

  2. admin dijo:

    No veas. Y en otros sitios donde les ha dao fuerte, la cosa ya no da yuyu: da miedo, directamente, tanto candao ahí amogollonao que ni caben…

  3. anagadner dijo:

    No había oido nunca lo de los candaos del amorrr, y he mirado en el guguel, san guguel y he flipao:Italia está plagao, van a hundir los puenteees!!!.
    Ayghhh, que mal rollo, el puntico ese de atada a la patalacama, y la palabra siempre…El siempre se sabe después no antes

  4. admin dijo:

    Aquí en Zaragoza les ha dao, pero poco. Menos mal. Debe de ser que semos más sensatos y menos ñoñacas (por aquello de dejarte seducir por una moda, sin más, todo el mundo lo hace pos yo tamién).

  5. laMima dijo:

    Tres mujeres muertas este fin de semana a manos de sus “parejas”. Alguno incluso ha “intentado suicidarse” tres veces pero no lo ha conseguido…fíjate el “pobre”.
    Y la Barberá aprovechando el ecuentro ese de mujeres para mentar a don Camps el ofendido….
    Y la peña poniedo candadicos, si, menudo símbolo.

  6. elbarzal dijo:

    Pensé en esos versos de Agustín García Calvo que Amancio Prada hizo canción hermosa cuando te leí el otro día. Después de tres mujeres muertas durante el fin de semana, vuelvo a recordarlos. El amor sólo puede serlo en libertad, sin candados ni ataduras.

    Libre te quiero
    como arroyo que brinca
    de peña en peña,
    pero no mía.

    Grande te quiero
    como monte preñado
    de primavera,
    pero no mía.

    Buena te quiero
    como pan que no sabe
    su masa buena,
    pero no mía.

    Alta te quiero
    como chopo que al cielo
    se despereza,
    se despereza,
    pero no mía.

    Blanca te quiero
    como flor de azahares
    sobre la tierra,
    pero no mía.

    Pero no mía
    ni de Dios ni de nadie
    ni tuya siquiera.

  7. admin dijo:

    Barzal, cuánto hacía que no recordaba esos versos, esa vieja canción de Amancio Prada; vieja en años pero absolutamente vigente y válida, como son siempre las obras maestras.

    Cuántas veces la canté, de jovencita…

  8. Mamen dijo:

    Hacía también mucho tiempo que no sentía esa canción de Amancio Prada.¿Por qué nos costará tanto ver al otro y que el otro nos sienta de esa manera?
    En fin… Con los candados, pues eso, ya lo has dicho bien tú.
    Un abrazo

  9. admin dijo:

    El “sentido de la propiedad” sobre el otro hace muchísimo daño, Mamen. Acaba matando el amor, lo convierte en otra cosa. El amor tiene que ser libre. ¡No cabe imaginarlo a la fuerza!

  10. Peter dijo:

    El candado simboliza que la fuerza de un amor es tan grande que nadie lo podrá romper jamás, de ahí el candado…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *