Aragoneses de lujo

Se nos ha ido quizá el más emblemático, pero quedan muchos aragoneses, muchos, de los que sentirnos orgullosos. El mejor homenaje que podríamos hacerle a Labordeta, y que él mismo expresó en más de una ocasión, es defender a esa gente estupenda que a veces se bate sola contra el cierzo, sin recibir apoyo ni notar respaldo alguno. En lugar de “aventarlos” al mundo, que es lo que ha hecho siempre esta tierra, auparlos para que lleguen más alto, proclamar a los cuatro vientos que estamos orgullosos de ellos…

Vienen a la cabeza muchos nombres: Aragón en esto es fértil. Dejemos de tirarnos piedras entre nosotros, de tirárnoslas a nuestro propio tejado, de decir que no podremos, que somos víctimas, que no nos hacen caso, que no tenemos voz… Fuera el victimismo y el automachaque, dejemos de flagelarnos y estimulemos, en vez, los ánimos templados.

De Pepe Cerdá a Carmen París, de Eladio Liñán a Petisme, de Fatás a LaMima, de Víctor Gomollón a Vicente Martínez Tejero… ¡Entalto, todos, aupa, copón!

Esta entrada fue publicada en Aragoneses de lujo y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

17 respuestas a Aragoneses de lujo

  1. laMima dijo:

    No sé que me emociona más, si que me digas que soy “de lujo” o que me consideres aragonesa tú, la primera de esa lista.

  2. admin dijo:

    Eso habría que hacer: una lista, y tenerla siempre delante de los ojos para que no se nos olvide tanto como tenemos de bueno, como antídoto fulminante contra el derrotismo. Que me pone mala.

    ¿Aragonesa tú? ¡Y de las güenas güenismas! ¿No te digo?

    Yo no figuro. O bueno, sí: detrás de Borau. ¿Han visto Uds. la página 3 del Heraldo? 😛

  3. Javier dijo:

    Y tú, guapa. Entre todos aquellos que hacen lo posible por empujar la historia, tú también, sin duda.

  4. admin dijo:

    Gracias, Javier. Que se sepa lo que me quieren mis amigos.

    Pero, va, no digáis eso. Arreadle al sentido del post.

    Luego me pongo a afilar el colmillo…

  5. Juan dijo:

    ¡que yo te reconocí Mari!!!!!!!!!!!!!!! De verdad, que te reconocí detrás del renqueante Borau con tu crio en brazos.
    Me encanta tu manera de reconduir este bajón monumental que tenemos todos.
    Un abrazo

  6. admin dijo:

    He corregido una palabra que decía todo lo contrario de lo que yo quería decir. Qué malo es no releer lo que se escribe… 🙁

    Juan: qué bien que te pasas por aquí, cuánto me alegra tu visita. Y que digas cosas buenas…

    Y qué cosa, ir a coincidir con Borau… 🙂

  7. mamen dijo:

    Aqui dejo este panfleto.
    ¿Cómo se puede ser … ? Me faltan adjetivos para descalificar a este personajillo de Sostres.
    Claro que es el mismo que dijo en 2005:”En Barcelona queda muy hortera hablar en español, yo solo lo hablo con la criada y con algunos empleados. Es de pobres y de horteras, de analfabetos y de gente de poco nivel hablar un idioma que hace un ruido tan espantoso para pronunciar la jota. ”
    Qué pena y qué asco.
    Todo lo contrario de la categoría de tantosy tantos Personajes que tenemos en Aragón como decíais todos.

    España después de Labordeta

    20 SEP 2010 07:14

    De verdad que me sabe mal que Labordeta se haya muerto y de verdad que le tenía un cierto cariño. Siempre me pareció demasiado tosco, pero insisto: tosco con cariño. Descanse en paz, amén, y todas esas cosas en las que él no creía pero que espero sinceramente que Ellas sí crean en él.

    Dicho esto, hay que poner sobre el tapete algunas cuestiones. La primera es que es muy lamentable que todos nuestros cantautores sean comunistas. Esa cosa tan casposa del puño cerrado y de la equivocación sistemática, sin la más mínima decencia intelectual que les lleve por lo menos a reconocer que la economía de mercado les ha ido maravillosamente bien para engordar sus arcas. Es una lástima que uno tenga que pensar, cuando escucha algunas de las bellísimas canciones de Aute, de Sabina, de Lluís Llach o de Serrat, que en el fondo hablan de otras cosas.

    La segunda cuestión es la mochila. Ahora que Labordeta ya pasó, hay que empezar a superar la mochila y el concepto de la excursión. Todo este gusto por lo rural y por el “contacto con la naturaleza” no lleva a nada bueno. Reblandece los espíritus y nos vuelve coñazos y cursis. Además de profundamente insinceros. Hay demasiados bosques, demasiados caminos, demasiadas rutas. En la mayor parte del territorio español falta asfalto, casinos, cines, bares que cierren tarde con pianistas imposibles. Faltan coctelerías, grandes restaurantes, carreteras como Dios manda, túneles para no tener que dar tantas vueltas. Todos esos inquietantes paisajes por los que Labordeta caminaba remiten al atraso, a lo ancesatral, al tercermundismo de donde venimos. Hay que llevar la civilización a todos los rincones de la geografía de los países avanzados. Es barata y de cobardes la retórica de los pajarillos que cantan por la mañana. Hay que ponerse a trabajar, abolir el campo y crear más y más ciudades. Como una higiene. Como el gran pacto de usar desodorante.

    Y como consecuencia directa de la segunda cuestión viene la tercera. Desaparecido Labordeta es hora que desaparezcan, también, todos aquellos productores de quesos que promocionaba en sus programas. No hay nada tan peligroso para la salud pública como los productos que vienen “directamente de la granja” y que incluso presumen de no haber pasado por ningún tipo de control. Nada. “Directos de la granja”. Esos huevos “directos de la granja”, ¡cuánta salmonela han dado, cuántos retortijones, cuántas noches en las urgencias de los hospitales pensando que de tanto defecar se te iba a escapar hasta el cerebro!

    Labordeta fue siempre un buen hombre. Un buen hombre totalmente equivocado, pero un buen hombre. Su “puño cerrado” y en alto del que tanto presumía fue siempre un escarnio a los millones de muertes que su ideología ha causado. Sus canciones van a sonar por última vez el día de su funeral y tal vez en algún documental de La 1 cuando dentro de muchos años vuelvan a mandar los socialistas.

    Su ruralismo de mochila y botas es precisamente lo contrario de lo que necesita España, que ya ha tenido bastante de perder el tiempo mirando árboles y se tiene que poner de una puñetera vez a trabajar.

  8. mamen dijo:

    Perdón, estoy tan enrabietada que he puesto el post dos veces.

  9. Y lo está promocionando, mamen, que es lo que busca este muchacho. Cuanta más veces lo pongan, cuanta más veces lo menten, más contento se pondrá. Usted está colaborando en su causa, aunque desee lo contrario.

  10. admin dijo:

    Mamen, te he borrado el texto repetido. Yo también me cogí un cabreo del quince al leer esa mierda, y después me cogí otro al darme cuenta de que el capullo ese había conseguido su objetivo: cabrear al personal.

    Tiene razón Harry: le estamos dando notoriedad entre todos, que es lo que ese tipejo busca. Esa basura ha conseguido más repercusión de la que nunca habría soñado la única neurona del cara de haba de Sostres.

    Lo único que le daría en el hígado es un compromiso por parte de toda la gente decente a no comprar El Mundo (si es que alguien hace tal cosa) mientras lo mantengan como colaborador, y tampoco ningún producto que salga anunciado en la red al lado de lo que él escribe. Así, ya veríais cómo le iban dando.

  11. Santi dijo:

    Diría nuestro amigo Purnas que la mayoría de los pocos aragoneses que han destacado lo han hecho olvidando su procedencia.
    Es una pena que seamos tan reacios (o tan envidiosos, o tan “tiñosos”) a reconocer la valía de un vecino. Pero, si desde las instituciones prefieren a los de fuera, ¿qué complejo no vamos a tener?
    Doña Mari, usted, su amistad y sus amistades, es de lujo. Vayamos de a poquico, reconozcamos a los cercanos, que lo demás irá llegando.

    Y como lo del señor Sostres no es más que una opinión, como tal la tomo. Que difiera de mi forma de pensar no va a cambiarla. Es libre de expresarse como considere. Los demás somos libres de no perder nuestro tiempo en sus letras. Por mi parte, a partir del comienzo del segundo párrafo he perdido el interés en la lectura.

    Doña Mari. Siga usted haciéndonos interesante leerle. Incluso los “tochos”.

  12. admin dijo:

    Querido Santi, nuestros grandes tipos, los aragoneses, tienen más mérito porque han conseguido destacar pese al “síndrome de la Campana de Huesca” que impera en esta tierra. De forma que no son flor de un día. Nadie se lo ha puesto fácil… Pero yo creo que no olvidan su procedencia, sino a unos cuantos “indígenas”, simplemente.

    Complejos fuera. A currar bien, simplemente; y a exigir a nuestros gobernantes que curren bien, también.

    El sostres, bastante desgracia tiene de ser como es. Hace falta ser garrulo para optar por ganarse la vida como odioso oficial…

  13. mamen dijo:

    Teneis razón en lo de dar a conocer a semejante tipejo.
    Hala Mari, bórralo

  14. admin dijo:

    No, Mamen: mejor lo dejo. Así, si alguien tiene curiosidad por leerlo, no entrará a la página del tiparraco ese. Lo que falta: que le demos visitas. Aunque os advierto que debe de estar petada… ¡jamás había tenido una reacción semejante por parte de todo el mundo! ¡Si hasta los lectores habituales de El ídem lo ponían verde!

  15. laMima dijo:

    Oigan, ¿quien es el Sostres ese?..

  16. laMima dijo:

    Aaaaahhh, vale, ya macuerdo. Zanks.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *