Pues fumamos más

Ayer se publicaron los resultados de una encuesta sobre consumo de alcohol y drogas en España, que se viene haciendo cada dos años desde 1995 (no la encuentro para enlazarla; lo único que he localizado es un link a un powerpoint al final de esta página).

Tenía varias buenas noticias, como que ha descendido el consumo de cocaína y que el de heroína se mantiene estable en niveles bajísimos. Y me llamó mucho la atención un dato que se comentó solo de pasada: el consumo de alcohol y tabaco se mantiene o ha aumentado desde 2007.

¿Cómo se va a mantener o a aumentar –pensé yo– el consumo de tabaco, después de la barrila que nos vienen dando a los fumadores desde hace unos años, que parecemos apestados? Se referirán solo al alcohol…

Busqué la encuesta y efectivamente, y para mi estupor, ¡el consumo de tabaco ha aumentado!

El aumento más espectacular es el de los hombres jóvenes: más de un 4%. O sea, los chicos en los últimos años empiezan a fumar en mayor medida.

Las mujeres jóvenes van fumando menos (reducen el consumo en un 1,7%) y hay más hombres y mujeres mayores que fumamos. Así pues, en datos globales, resulta que el club de los fumadores, pese a todas las campañas y a todas las prohibiciones en lugares de trabajo, bares y zonas públicas, ultimamente va en aumento.

Son muchas las conclusiones que se podrían extraer de este dato. Pero ninguna de ellas figura en el informe: pasan por encima de ello como de puntillas. La propia nota de prensa del Ministerio (cuyo texto está cortapegado en todos los medios de comunicación: no busquen la labor de un periodista) evita las referencias al tema. Destaca en negrita unos cuantos datos, busca (y consigue) unos determinados titulares, y la única línea dedicada al aumento del consumo del tabaco está convenientemente matizada y maquillada.

En rueda de prensa la ministra ha abordado varios temas, como el del aumento del consumo de alcohol en el último mes (acerca de lo cual ha dicho que “el gobierno va a actuar”), y algunas cuestiones que no tenían nada que ver con la encuesta cuyos datos se presentaban, pero del aumento significativo en los dos últimos años del consumo de tabaco, ni mú.

No me parece serio. Unos y otros nos tratan como a imbéciles.

Por nombrar un solo aspecto que debería ser puesto de relieve: el tema de la prohibición del tabaco en los bares no ha sido inocua para el gremio de la hostelería, precisamente; ¿ha servido para algo tamaño pifostio en la lucha contra el tabaco? A la vista de los datos, no: hemos dañado un sector para lograr que la gente fume más. ¿No merece la pena hablar sobre ello, reflexionar un poco y “actuar”, como dice Leire Pajín que va a hacer el gobierno respecto de otros datos menos significativos? ¿Y los responsables? ¿Hay responsables? ¿Tienen algo que decir? ¿Tenemos algo que decirles?

Esta entrada fue publicada en Abracadabrantizaciones y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

11 respuestas a Pues fumamos más

  1. Susana dijo:

    Para mí la pregunta sería: ¿tenemos algo que decirles a los fumadores?

    Yo sí: Señores, la gente sigue muriendo, siguen matando poco a poco a sus familias y a sus amigos con sus malos humos, no aprenden, si no valoran su vida, por lo menos dejen vivir a los demás.

  2. miguelgato dijo:

    ¡Dioi!, hala Mari, que yastás otra vez en Haro, paices David el gnomo con tanto trol.

  3. admin dijo:

    Malos humos, dice… Mecá.

  4. Víctor Gomollón dijo:

    Me consta que fueron los controladores aéreos fumadores los que obligaron a los controladores áréos no fumadores a ponerse en huelga.

  5. jabola dijo:

    Querida Inde: tú y yo, sin siquiera conocernos (aún), coincidimos hace mucho tiempo en algo que tú sueles repetir y yo suelo pensar y es “que nos tratan como a imbéciles”. En lo del tabaco, en lo del alcohol y en la enseñanza del catecismo según Astete, en lo que sea menester. En lo que se quiera: pero como a imbéciles, es la condición sine qua non. Como a tontos de baba y tiza, vaya.
    De todo este repifostio que se ha montado respecto a fumar, o no, en los bares lo que más me ha gustado es el uso de la palabra “pajarera” como el lugar destinado en los establecimientos públicos para confinar a los “viciosos.” Yo que me muero por una palabra, me siento ya pagado en esta diatriba. Pajarera, ponga una pajarera en su vida.
    Y pronto vermú con oliva. Atentos.

  6. elToño dijo:

    Amigo jabola, nos tratan como imbeciles en todo, no solo en el tabaco. La proxima vez que oiga por television que “Lo que el viento se llevo” es la mejor pelicula de la historia del cine, le pego un astralazo a la television. Te pondria 500 ejemplos como ese en todos los ambitos de la vida.
    No es que se empeñen en tratarnos como a menores de edad y tomen nuestras decisiones, es que estan imponiendo hasta unos determinados gustos culturales.

    Por cierto “Casablanca” y “Ciudadano Kane” son una puta mierda de peliculas digan lo que digan nuestros tutores culturales.

  7. elToño dijo:

    Otra cosa, como sigan dando la tabarra por television, van a conseguir que coma hamburguesas, que fume tres paquetes de tabaco diarios, que lea el “Selecciones Reader’s Digest” y que vea peliculas de Esteso y Pajares

  8. miguelgato dijo:

    Si, si, pero que aluego viene el cancer de plumón y todo son lamentaciones:
    “¡Ay, ay!¡qué malita et-toy!, quien me mandaría consumir fumarros, y, y, y farias.”

  9. admin dijo:

    Que yo no digo que no haya que dejar de fumar, Miguelgato (y Susana). Que ya me gustaría a mí y que lo intento; y que voy fumando menos y me alegro, y que un día lo lograré, y que ojalá que todo esto hubiera funcionado. Pero no lo ha hecho, y me revienta que nos maquillen la información o que, directamente, no nos la den. Por eso digo que nos tratan como a imbéciles.

  10. Fernando dijo:

    No os autocompadezcais tanto lo primero, que no es como a imbéciles como se nos trata.

    Y lo segundo, os estáis dejando fuera un actor muy importante del tema: las tabaqueras: que saben latín y se dejan un pastón en marketing y lo hacen tan bien (bien, requetebien) que cada uno encuentra su razón para fumar. Y consiguen además que las razones sean radicales, tanto como para pelear por ellas, casi casi tanto como para matar y morir.

    Hoy ser fumador, mas que nunca, significa luchar por la libertad.
    Pero también significa ser de derechas y estar contra los desmanes del gobierno ZP.
    Y muchas cosas mas.

    Que no hemos pensado nunca por nosotros mismos. Nos lo han metido en la cabeza ellas, las tabaqueras.

    ¿No os dais cuenta que lo que se compra o se vende ya a algo nivel no es el tabaco, sino % de población fumadora a la que venderle tabaco? Eso es lo que compran y venden las tvs, la prensa, las agencias de publicidad…

    Pero no nos tratan como a imbéciles. Nos tratan como a mercancía, que a fin de cuenta, es lo que somos. (En este caso, sois, los fumadores, pero cada uno somos en mayor o menor medida para cada uno de los sectores)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *