50 años de la gran riada del Ebro

Han pasado cincuenta años pero jamás lo olvidaremos. Aquella noche de fin de año de 1960, cuando el Ebro se desbordó como nadie lo recordaba, marcó un hito en la vida de dos pueblos. En esas horas de angustia en las que peligraron vidas, casas y haciendas, Tauste y Pradilla se encontraron más unidos que nunca. La fuerza del agua, desatada, anegó los campos e inundó las viviendas, pero las vidas se salvaron. Por encima de la corriente del río fluyó otra de solidaridad, aún más fuerte, que convirtió a dos pueblos vecinos en dos pueblos hermanos.

Nadie borrará de los corazones de nuestros mayores aquellas dramáticas horas, ni los días en que los vecinos de Pradilla de Ebro convivieron con los de Tauste mientras el Ebro iba, poco a poco, calmando su furia. El tiempo no conseguirá desatar aquel lazo que unió a tantas familias en aquellos días, y aquí están estas fotos para comprobarlo: cincuenta años después, esta exposición conmemora un suceso que sigue estando vivo en nuestra memoria y lo traslada a la retina de los más jóvenes.

Esta ocasión quiere ser también un homenaje a la figura de Antonio Larraz, aquel entrañable fotógrafo que captó con su cámara sin descanso, durante aquellos días, las imágenes que dan fe de lo que se vivió y sufrió como consecuencia de aquel desbordamiento extraordinario.

Antonio Larraz Mayandía nació en Gallur en 1918. Agricultor, trabajó también en la Azucarera en su juventud. A través de su relación con los hermanos Cotoré, fotógrafos de esa villa, descubrió el mundo de la fotografía. Se dedicó a ella con ilusión y, establecido ya profesionalmente, aquella afición acabó siendo para él también un medio de vida.

A mediados de los años 50 abrió un estudio y un pequeño laboratorio en Tauste, donde se convirtió en un personaje insustituible: documentó todas las celebraciones familiares y públicas que tuvieron lugar en la época, pero también todos los sucesos y eventos destacables en aquellos años.

Produjo no solo miles de negativos, sino también varias películas de 8 mm que mandaba a revelar a París.

A mediados de los años 60 traslada su residencia a Ejea de los Caballeros, donde se dedicaría ya exclusivamente a la agricultura, abandonando su actividad como fotógrafo. En esta villa falleció el 23 de diciembre del 2009, exactamente un año antes de la inauguración de esta exposición que dedicamos a su memoria.

A comienzos de los años 90, tres amigos, Eva Soro, Joaquín Rayado y Manuel Sánchez, compraron su archivo fotográfico, en riesgo de perderse. De él se han seleccionado las imágenes que integran esta exposición, que dan fe de cómo Larraz vivió intensamente aquellos días, también para él inolvidables.

La exposición estará abierta en Tauste, en la Casa de la Cámara,
del 23 de diciembre al 9 de enero; seguidamente se trasladará
a Pradilla de Ebro, donde continuará hasta el 23 de enero.

Esta entrada fue publicada en Canela de la molida y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a 50 años de la gran riada del Ebro

  1. marisa dijo:

    Si no fuera por ti no me enteraria de casi nada

  2. admin dijo:

    Hija mía, es que me temo que publicidad le han dao poca… :(

  3. elToño dijo:

    Suscribo lo de Marisa.

  4. admin dijo:

    Toño, nos veremos estos días, u qué?

  5. David dijo:

    Hola Mari.
    Hace ya tiempo que sigo tu blog, casi tanto como el tiempo en que no te veo.
    Soy David (aquel chavalico de la FNCA)
    Sólo quería felicitarte por tus artículos (éste en especial) y de paso las pascuas y el solsticio de invierno.
    Recibe un fortísimo abrazo

    • Inde dijo:

      ¡Daviiiiiid…! ¡Lo mejor y más alegre de la FNCA! ¿Qué vida llevas? ¡Cachindioro si me alegro de que te pases por aquí! ¡Ay, si me alegro!
      Un abrazote bien grande para ti también, y bienvenidísimo.

  6. peperramon dijo:

    Hola Marisancho: Hace tiempo quería llevar a mi blog a Antonio Larraz. Me unía buena amistad, admiraba su espíritu trabajador y sus cualidades humanas. Hablaba de Gallur, Tauste y Ejea, como si en los tres hubiera nacido. Pero lo que me encantaban, eran aquellas fotografías y negativos, que en el transcurso del tiempo había realizado sin ningún afán de lucro.
    Me satisface se hayan recuperado y se vayan exponiendo. Y gracias a ti por hablar de él y de sus fotos, como él las denominaba, y por darme la ocasión de recordarlo en mi Blog con el cariño que se hizo merecedor. http://www.cincovillas.com/Blog/?p=9759

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>