Hoy, precisamente hoy

No tiene nada de especial el número 46, ni el 22. Pero hoy, precisamente hoy, he decidido, después de leer esta entrada en el blog de Ortiz Albero, y después de valorar las historias que he vivido en los últimos días o semanas, he decidido, digo, que no vuelvo a escribir más cosas por encargo salvo grave y horrible catástrofe vital.

O escribo de franc o porque me quieran igual que Jeckyll and Jill quiere a Ortiz Albero. Se acabó el mercenariado.

Esta entrada fue publicada en La vida misma. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Hoy, precisamente hoy

  1. Harry Sonfór dijo:

    ¡Hala lo que ha dicho!

  2. Inde dijo:

    No me siento querida, Harry. Pon esto, quita lo otro, esto así no, sustituye este texto por este otro… Mira, no, no lo aguanto más. Que estoy ya muy mayor, jomío. Y el orgullo ya no me lo resiste. A cascala. Prefiero currar de otra cosa.

  3. Fernando dijo:

    Un beso…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *