Me ha alegrado tanto esa manifestación sin siglas…

Solo con sonidos de tambores y buen ritmo, sin líderes ni nadie que capitalizara nada. Limpio, colectivo, estimulante.

Esta entrada fue publicada en Canela de la molida. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *