Fuendetodos y los Salueña, en particular Luis y Eloísa

Esta tarde hemos estado en Fuendetodos: se presentaba el libro Eloísa y su huerto entre los manzanos. De Fuendetodos a la Unión Soviética, que ha escrito Teresa Grasa Sancho. No conocía a la autora; he querido acudir sólo por Eloísa y por su hijo Luis, dos personajes entrañables y geniales que conocí en el 2005, cuando trabajaba para la revista Qriterio y los entrevisté a ambos, porque guardo un cariñoso recuerdo de los dos.

Eloísa Salueña murió hace dos años. Cuando la entrevisté era ya muy mayor pero no había perdido ni la vitalidad, ni la curiosidad, ni desde luego las ganas de leer. Más maja… Había tenido una vida azarosísima pues su marido, Antonio Salueña, era militar republicano, piloto de aviación a quien acusaron de haber tirado las famosas bombas sobre el Pilar de Zaragoza. La encarcelaron, fue canjeada, pudo salvarse con su marido y hacia el final de la guerra salieron exiliados hacia la Unión Soviética. Allí se reunió con sus hijos, Luis y Sergio, que habían salido un tiempo antes con ese mismo destino, como tantos otros “niños de la guerra”. En la URSS rehicieron su vida y…

Bueno, el resto de la historia está contada en ese libro que se ha presentado hoy. La autora del libro desgranaba los nombres de las muchas víctimas de la guerra y la represión que sufrió el pueblo de Fuendetodos, tan duramente golpeado por aquella tragedia que ya no ha vuelto a ser el pueblo que fue, y entre el público se oían los suspiros, los comentarios que con tristeza iban reconociendo y recordando a quienes aparecían en las fotos… Era emocionante. La memoria quizá se calla, pero no desaparece, está ahí, bien viva.

Me ha alegrado muchísimo volver a ver a Luis, el hijo de Eloísa, que trabajó como ingeniero de aviación en Kiev para la empresa que fabricaba los Antonov, y aportó numerosas mejoras que fueron reconocidas como patente de invención. Pero sus inventos no pararon ahí, tiene decenas más. Y sigue siendo inventor, a sus 81 años. Es una de esas mentes despiertas y tenaces que, sin embargo, no gozan en España del reconocimiento que sí supieron darle en Rusia… Lo último que ha hecho es un prototipo de artilugio que permite a los paralíticos nadar, sin necesidad de pertenecer al pequeño grupo de deportistas que se entrenan duramente para lograrlo por sus propios medios: no me puedo creer que no haya fundaciones o empresas interesadas en eso. ¿No nos quejamos de la falta de aportaciones para hacer la vida más cómoda a los discapacitados?

En fin, que me voy del hilo. La otra buena sorpresa de la tarde ha sido encontrarme en el evento con Mª Victoria Trigo, que ha oficiado estupendamente de presentadora de la autora del libro. También me he alegrado mucho de ver a esta mujer luchadora, briosa y alegre, premiada varias veces por sus breves relatos.

No deben perderse, pensaba yo a la salida, con el libro de Teresa Grasa bajo el brazo, ni la memoria de la historia de quienes sufrieron la guerra, ni el recuerdo de personajes tan extraordinarios como los Salueña, ni la creatividad que bulle en nuestras gentes, hoy para mí personificadas en el hijo mayor de estos Salueña: Luis, que al acabar el acto, donde se ha proyectado un documental sobre su figura, volvía a casa, donde tenía que dar de comer a sus múltiples gatos, con su carpeta de diseños y proyectos bajo el brazo.

Esta entrada fue publicada en Aragoneses de lujo y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Fuendetodos y los Salueña, en particular Luis y Eloísa

  1. laMima dijo:

    “Que maja es la gente maja” dices a menudo..pero es así. Me alegra saber que siguen en pie personas válidas, ilusionadas, con pies en la tierra e ideas que madurar. He de concentrarme en la gente así en lugar de escuchar tanto la radio, por salud mental más que nada.
    Ya me dirás como hacerme con ese libro…y me explicarás lo del artilugio para nadar que me has dejao mosca e interesadísima.
    Besos tati.

  2. silvia tardaguila salueña dijo:

    ¿donde puedo comprar el libro en Barcelona o Zaragoza?

    • Teresa Grasa Sancho dijo:

      Hola Silvia

      en Zaragoza puedes comprar el Libro de Eloísa en la librería Antigona o en La Pantera Rossa.

      • Jolyn dijo:

        Är en av de mÃ¥nga (?) män (och kvinnor?) som är oerhört tacksam att nÃ¥gra ville ta pÃ¥ sig dessa viktiga men tunga uppgifter. Är inte säker pÃ¥ att frÃ¥gan om kÃnglfördesnin¶en i just detta fall (enhetscheferna) borde prioriteras hÃ¥rdast, med tanke pÃ¥ hur överbelastade vÃ¥ra kvinnliga lärare och professorer är. Det gäller att välja sina strider.

    • Teresa Grasa Sancho dijo:

      Hola Silvia

      puedes ponerte en contacto conmigo en teresafotografa@yahoo.es y te dire como conseguirlo.

  3. Luis Antonio dijo:

    Victoria: me gustaría que me enviases la Carta de amor a Teruel porque un amigo que comenta esta entrada:

    http://teruelandia.blogspot.com.es/2012/06/teruel-la-eterna-3.html

    ha hecho una interpretación equivocada a partir del fragmento que cito de dicha carta.

    Años atrás seguía tu trayectoria con admiración. Ahora de nuevo te sigo, Victoria.

    Mi dirección: lperezcerra@hotmail.com

    Gracias y un abrazo

  4. Betsey dijo:

    Hey, you used to write wonrfdeul, but the last few posts have been kinda boring… I miss your super writings. Past several posts are just a bit out of track! come on!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *