Para la vida real

Veo a mi chica (7 años) jugar un rato a “Animal crossing” en la Nintendo. Pasa un nivel, o lo que sea eso, y como resultado ha obtenido nueve melocotones, dos bellotas, una flor y cuatro muebles. Acto seguido, lo lleva todo a una tienda y se lo tasan en 2.390 bayas. Ella vende todo. “Anda, ¿lo vas a vender todo?”, le digo yo. “¿No te quedas nada, ni la flor siquiera?”. “No”, me dice; “es que tengo que pagar la hipoteca. Bueno, las hipotecas: una por arreglar el salón, y otra por comprarme el segundo piso. Es que solo tenía un piso, ¿sabes?” Flipo mientras la veo que va a otra especie de tienda donde le dicen que su hipoteca asciende a ¡96.000 y pico bayas! Entrega lo que le han dado, íntegramente, y le dicen: “¡Enhorabuena, ahora solo  te faltan 93.000 y pico bayas!”. Me ha dado un vahído, qué quieren que les diga. Cuando me decía que estaba jugando a “Animal crossing” me imaginaba yo carreras de gatitos por el monte, infeliz de mí.

Esta entrada fue publicada en La vida misma y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a Para la vida real

  1. angel dijo:

    jodooooo!!!!

    • Inde dijo:

      Di que sí, hijo. Ha vuelto a coger el juego hace un rato y me comentaba que ya ha “peinao” el pueblo recogiendo todo lo recogible y que le queda una barbaridad por pagar aún… así que no le queda otra que empezar a saquear su propia nevera.

      Mañana, en cuanto se vaya al cole, le tiro el juego y le digo que se ha cascao la Nintendo. Aún llevo los pelos comoscarpias.

  2. marisa garcia dijo:

    Abienta la maquineta ,y comprale unas tabas de toda la vida ,que no crean problemas.

  3. José Luis. dijo:

    Pues yo lo considero una muy buena educación para su vida adulta.

    Un saludo.

  4. santi gascón dijo:

    Baya, bayas con la Julieta. De piedra me dejas, maña.

  5. José Luis dijo:

    Hola de nuevo.

    Inde, mi cabeza pensaba con ironía, pero escribí la frase de cualquier manera y puede parecer que me encanta el asunto hipotecario infantil. Me resulta, igual que a vosotros, terrible. Parece un juego patrocinado por Emilio Botín.

    Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *