Sijena: unas pinturas fáciles de mover para el MNAC (2)

El post anterior hacía referencia a traslados sólo de conjuntos completos. En el caso de Sijena, hubo también algunos traslados parciales, de fragmentos del conjunto, que en varias ocasiones salieron del MNAC con destino a exposiciones temporales en Nueva York y Londres. Sé que ya se ha abordado este tema en el blog anteriormente, pero no viene mal un resumen con imágenes de los catálogos correspondientes, la mayoría de los cuales está en red y pueden ser consultados por cualquier interesado.

Los traslados documentados fueron estos:

1970: Siete plafones de las figuras de las genealogías del intradós de los arcos viajaron a Nueva York para participar en la exposición «The Year 1200», celebrada en el Metropolitan Museum. En el catálogo de la exposición aparecen referenciados estos fragmentos en la ficha número 238 bajo el epígra­fe «Seven Prophets from the chapter house of Sigena», y su proce­dencia se identifica como «Spain. About 1200. Fresco. Barcelona, Museo del Arte, Cataluña».

1984: Otros plafones de figuras de las genealogías participaron en la exposición «English Romanesque Art. 1066-1200», celebrada en The Hayward Art Ga­llery de Londres entre el 5 de abril y el 8 de julio. En el catálogo (no accesible online) se indica que ya habían formado parte de la exposición de 1970, pero no se especifica qué plafones se exponían ni cuántos eran; lo único que se muestra en la ficha del catálogo son fotografías de dos paneles anteriores al incendio del 36.

Por otra parte, en la docu­mentación preparatoria del discurso museográfico de 1995, elaborada por el propio MNAC, se indica que el arco de acceso al claustro destapiado durante la operación de arranque en 1960, y que fue menos afectado por el incendio, también participó en esta muestra; se detalla que figuró con el número 87 del catálogo. Pero en el catálogo no aparece ese arco ni se cita.

1993: Un plafón se expuso en Nueva York en la muestra «The art of medieval Spain»: fue el de José (hijo de Matatías, no el padre de Jesús); figuró con el número 104 del catálogo.
*Debo este dato a la información proporcionada por el arquitecto Alejandro Falceto Palacín.

1997: De nuevo tres plafones viajarían a Nueva York para formar parte de la exposición «The glory of Byzantium: Art and Culture of the Middle Byzantine Era», celebrada entre marzo y julio de ese año. En el catálogo aparecen identificadas como Her, Jesse y el Rey David en la ficha n.º 294, «Three Ancestors of Christ».

Además de este trajín, hay que añadir el “descubrimiento” de dos plafones en el propio MNAC por uno de sus técnicos en 1995: el 26 de enero de ese año, desde el Departamento de Documentación se comunica al jefe técnico de restauración el hallazgo en una sala de «dos plafones, con dos figuras cada uno, que decoraban los arcos diafragmáticos de la Sala Capitular». Se trataba de las represen­taciones de Naum y Annos, por una parte, y de Noé y Sem, por otra, y se encontraban origi­nalmente en la parte superior de los arcos tercero y quinto, respectivamente. El técnico se limitaba a informar del hallazgo, añadiendo que, en el caso del fragmento correspondiente a Naum y Annos, «las fotografías de la instalación de la sala 126 y la presencia, todavía, de clavos confir­man que este plafón ya había estado expuesto y que, por razones ahora desconocidas, se reti­ró y almacenó aparte». Ninguno de esos dos plafones había sido enviado a las exposi­ciones en el extranjero mencionadas con anterioridad.

Así que, además de los siete traslados, siete, del conjunto completo señalados en el anterior post, hay cuatro más a exposiciones temporales en el extranjero, la última en 1997, y un par de plafones descontrolados en el museo hasta el año 95. De modo que no estaría mal que el conseller Santi Vila se retractara de lo que dijo en una entrevista en TV3 en noviembre: por dos veces (minuto 3:15) afirmó que no era verdad que las pinturas se hubieran movido del MNAC, y de nuevo (minuto 4:30) insiste en ello diciendo:

Ese argumento de que se han trasladado es absolutamente falso, las pinturas de Sijena jamás en la vida han salido del MNAC. Sí que hay una pieza de las pinturas que es desmontable, porque es la pieza desde donde se hacen las reparaciones, las tareas de mantenimiento, de conservación […], esta pieza concreta sí que se movió, creo recordar que en los años 70, en una ocasión se cedió”.

Bien, sr. Santi Vila, ya ve que de falso nada. Verdad verdadera. Nos debe una disculpa. Una de muchas, porque muchas han sido las falsedades o incorrecciones, vamos a dejarlo en incorrecciones, que ha dicho Ud. sobre este tema; en esta entrevista, sin ir más lejos, hay varias más.

Esta entrada fue publicada en Patrimonio cultural y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Sijena: unas pinturas fáciles de mover para el MNAC (2)

  1. Mª Carmen Ansó dijo:

    ¡Pobres pinturas! Como dicen en nuestro pueblo, ¡qué trafago!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *