Los “papeles de Mataró” que no se devuelven

Barcelona conserva un fondo documental, en el Archivo de la Corona de Aragón, que no le pertenece y que es producto de una requisa de guerra. En realidad son varios fondos, pero vamos a hablar concretamente de uno: se trata de los llamados “papeles de Mataró”, que se han reclamado varias veces por el ayuntamiento de esta ciudad sin que la Generalitat haya gestionado hasta la fecha su devolución.

Muchos archivos fueron recogidos o confiscados por el Servei d’Arxius de la Generalitat en los primeros meses de la guerra, para procurar su salvaguarda en un momento de máximo peligro, pues la documentación fue uno de los objetivos primordiales de los incendiarios. Esos archivos se agruparon en varios depósitos bajo tutela de la Generalitat y los más importantes por su valor histórico, destacadamente el Archivo de la Corona de Aragón, fueron enviados a una masía en Viladrau, un municipio de Gerona a unos 80 km de Barcelona.

Pero la orden de retirar los archivos de Mataró (entre otras muchas localidades) era de julio de 1938 y hacía mucho que aquel peligro había pasado. Quedaba, desde luego, riesgo de bombardeo, que aumentaba conforme se acercaban a Cataluña las tropas nacionales; pero ese peligro no se evitaba, más bien al contrario, concentrando la documentación en Barcelona, como se estaba haciendo en esas fechas. Lo que se sacaba de sus lugares de procedencia era, además, la documentación antigua, la histórica; la de 1800 en adelante se quedaba en los municipios.

 

El caso es que la mayor parte de los fondos de archivo de Mataró fue a parar en ese momento a Barcelona por orden de la Generalitat. No se llevaron los del Archivo Municipal porque el Ayuntamiento se opuso a ello y no los entregó. Sí partieron los notariales (de la escribanía civil, la más importante, y la escribanía eclesiástica), los del Consell de la Universitat (precedente del Ayuntamiento), archivo corregimental, de la Provincia Marítima de Mataró y otra documentación sobre la gobernación interna de la villa. He tomado esta información de aquí. Salieron también otros depósitos de documentos que se habían congregado, procedentes de la comarca, en la propia ciudad de Mataró.

Tras la guerra, esos fondos fueron trasladados al Archivo de la Corona de Aragón, que también regresó a Barcelona. Y allí siguen. Son unas 1.500 unidades documentales.

Según he podido leer en esta noticia, en los años 80 “una comisión de ciudadanos e instituciones reclamaron el retorno de estos papeles a su ciudad, con un resultado negativo. En 2007 lo solicitó el Pleno Municipal. Nada”. En 2009, una exposición organizada en la ciudad dedicaba un espacio a recordar que esa reclamación seguía viva.

Los “papeles de Mataró” fueron sacados de la ciudad en un contexto bélico y no han sido devueltos. Aunque la finalidad de aquella requisa fuera su salvaguarda, finalizada la guerra no había ya peligro y se podían haber devuelto. Si no se hizo durante la dictadura, ante las reclamaciones del municipio ya en democracia no quedaba ninguna excusa para su restitución. Esos fondos no pertenecen propiamente al Archivo de la Corona de Aragón, fueron depositados allí como un añadido. ¿Por qué no se devuelven?

Esta entrada fue publicada en Abracadabrantizaciones, Patrimonio cultural y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Los “papeles de Mataró” que no se devuelven

  1. Teresa Corro dijo:

    Es para confiar en la justicia? Con Sigena lo mismo. Gracias por no reblar aunque sirva de poco.

  2. Inde dijo:

    Bueno, yo aquí veo un doble rasero clarísimo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *